EUROPA TIENE UN COLOR ESPECIAL

El Sevilla se jugaba el paso a semifinales con un cierto optimismo en la afición sevillista, pero realistas de la dificultad del rival. Nada es lo que parece y es lo que demostró anoche el Sevilla ganando por goleada a un equipo italiano (Fiorentina), y consagrándose una vez más como una gran potencia futbolística europea,  Mención aparte la comunión Afición-Equipo.

Los 2 equipos entraban con equipos ofensivos, sorprendía la decisión de poner Aleix Vidal de lateral el cual se ‘salió’ marcando 2 goles y daAleix Vidalndo una asistencia. Los ‘viola’ fueron los primeros en atacar, pero echaron de menos la pegada, ya que Mario Gómez en los primeros minutos envió un disparo por encima del larguero, poniendo el miedo en las caras sevillistas.

Cambió el partido con la profundidad de laterales del Sevilla, atosigando al rival, gustandose, hasta que un pase de Vitolo a la banda izquierda para Bacca, levantando la cabeza y poniendo un centro raso que llegaba desde el pico del área Aleix Vidal con un disparo seco  y al lado izquierdo de la portería llenó de júbilo Nervión.

Acto seguido, Matías Fernández envió fuera un disparo sin portero tras una gran internada de Joaquín. Con el 1-0, el partido enloqueció, algo que no favorecía al Sevilla, pues la ‘Fiore’ llevaba verdadero peligro sobre la meta de Sergio Rico, que salvó el empate con un gran intervención a remate de Salah.

Entonces, los nervionenses empezaron a comprender que había que dominar pero sin poner el peligro el marcador. Defendió bien, no como al principio, ahora era un bloque y el rival no encontraba espacios. Aleix Vidal puso otro enorme centro pero Vitolo se entretuvo en el área y no pudo sacar el disparo. La ‘Fiore’ sólo llegó con un par de acciones a balón parado, que Rico acertó a sacar por alto.

Antes del descanso, la polémica. Krychowiak era derribado dentro del área tras una clara patada de Savic que Felix Brych obvió y prefirió señalar el final de la primera parte.

Con el 1-0 el partido seguía abierto y la Fiorentina salió de vestuarios como en la primera mitad, con un puntito más de intensidad pero poco le duró. A los dos disparos de Mati y Badelj que se marcharon fuera le siguió el gol del Sevilla, de Aleix Vidal, para redondear su gran noche. El tarraconense, incombustible, se adentró en el área, cuando se disponía a sacar el centro raso vio como Neto se vencía a su derecha y cambió la dirección del disparo para batirle por el palo corto. Muy inteligente Aleix Vidal que ponía al Sevilla en una posición muy cómoda.

Nervión estallaba pero quería más, quería el tercero. La grada era una fiesta. El Sevilla dominaba a placer y bajo el ritmo con el encontronazo entre Badelj y M’Bia en un salto que acabó el croata en el vestuario y poco después también, con el cambio del camerunés.

La Fiorentina no reaccionaba y no tenía visos de hacerlo. Así que Emery aprovechó el momento para meter a Gameiro, antes ya lo hizo con Coke e Iborra. El galo entró en el minuto 75 y en el 76′, en el primer balón que tocaba, firmaba el 3-0 tras una internada de Trémoulinas que remató Aleix Vidal y desvió el galo en boca de gol.

Ahora sí, Nervión era una fiesta total. La Fiorentina se desquiciaba y el Sevilla disfrutaba, es cierto que tuvo el balón en los minutos finales la ‘Fiore’ pero sin peligro alguno sobre la portería de un Sergio Rico que no dejó pasar ni una.

Pegada de campeón, pegada de aspirante a revalidar el título. Quedan 90 minutos en Florencia, que tras la experiencia de Mestalla debería servir para no confiarse, pero este Sevilla apunta a Varsovia.

Deja un comentario Cancelar respuesta