La Ambición en el Fútbol

204506-944-623¿Importa el choque de este domingo a noventa minutos de una nueva final continental? Importa porque un equipo de elite no puede permitirse el lujo de tirarse al callejón si tiene opciones (más matemáticas que reales) de acabar entre los cuatro primeros. Pero a nadie se le escapa que el personal ya tiene la mente puesta en Florencia, en Varsovia y en el duelo del Dnipro y el Nápoles.

Parece evidente que los encargados de sumar un triunfo en tierras viguesas serán los que el jueves vieron los toros desde la barrera. No hay más que echar la vista atrás y recordar lo sucedido el curso pasado, cuando en las vísperas de la vuelta ante el Valencia, Unai Emery tiró de suplentes para la cita liguera ante el Athletic de Bilbao. Era la última opción que tenían los nervionenses de pelearles la cuarta plaza a los hombres de Ernesto Valverde.

Los Diogo, Arribas, Fernando Navarro, Iborra… incluso Iago Aspas y Gerard Deulofeu tienen en sus piernas la opción de reivindicarse y agarrarse a la Champions League hasta el final vía Liga, esperando al desenlace de la Europa League. Responsabilidad entre comillas para los menos habituales de cara a que el personal siga soñando con los ojos abiertos. Un sueño liguero en forma de comodín que se ha puesto ya casi imposible. Mucho más, tras el triunfo del Valencia en el Bernabéu.

Enfrente estará el Celta, que también peleará por sus opciones europeas. El cuadro de Berizzo es otro de los equipos que está realizando una gran campaña, con un juego ofensivo y atractivo. Ante el Sevilla le faltarán piezas muy importantes, como Nolito, Alex López, Larrivey, Hugo Mallo o Cabral. El danés Krohn Dehli es pieza fundamental en el esquema de los vigueses, y su actuación será mirada con lupa por Monchi.

Deja un comentario Cancelar respuesta