n_f_c_barcelona_xavi_hernandez-5491830

Carles Aleñá, el heredero de Xavi

Si por algo se caracteriza La Masía es por los innumerables recursos para formar jóvenes promesas en futbolistas de primer nivel. Miman al futbolista cuando es niño, lo obligan a estudiar conforme va creciendo y finalmente tras un gran y exhaustivo periodo de formación, si el jugador vale, lo guían hasta la gloria. Es el proceso que hace el FC Barcelona con los centenares de canteranos de sus categorías inferiores, buen ejemplo de ello es nuestro siguiente protagonista, Carles Aleñá.

Carles Aleñá Castillo (Mataró, Cataluña, 5 de enero de 1998), es un futbolista muy ADN Barça, y digo eso porque cuando pronuncias las palabras “ADN Barça” lo primero que se te viene a la cabeza, suprimiendo al argentino Leo Messi para el cual no hay palabra que describa su fútbol, es jugadores como Xavi Hernández, Andrés Iniesta, Sergio Busquets y Pep Guardiola, que se caracterizan por mimar al balón y llevar la brújula de su equipo, eso lleva haciendo Alenya -su apellido en catalán- desde que ingresara en las categorías inferiores del Barça a sus ocho años.

Sus inicios fueron en el equipo de fútbol de su escuela, el Valldemia Maristes. Siempre tuvo un referente claro, Rivaldo, desde muy pequeño siempre soñó con ser como él y de hecho su joven carrera deportiva la comenzó de extremo, pero al llegar a La Masía sus técnicos se dieron cuenta de que tenía aptitudes para ser un gran centrocampista, y retrasaron su posición. En su primera temporada alternó entre Benjamin B y A, en el Torneo de Estepona de 2009/10, como Alevin A, fue seleccionado como el mejor jugador del campeonato habiendo anotado seis dianas, además ganó el trofeo eliminando al Real Madrid en la final en los penaltis. Tras subir escalafones actualmente es el capitán del Juvenil B con el que ha llegado a hacer goles muy parecidos a los que hace el astro Leo Messi, y se prevé que a lo largo de la próxima campaña ascienda al Juvenil A y pueda gozar de alguna aparición con el Barça B, aunque depende de cómo progrese en su etapa final de formación.

En cuanto al plano autonómico y nacional, Aleñá ya ha jugado con en las categorías inferiores de la Selección Catalana y la Selección Española, de la cual ha sido capitán en el pasado Europeo en el que los españoles cayeron en la tanda de penaltis frente al combinado alemán en los penaltis, precisamente siendo Pivaldo, como se autodenominaba Carles cuando era tan pequeño que no sabía decir Rivaldo, el primero en errar un penalti.

Aunque ha confirmado que su ídolo siempre fue el mencionado anteriormente Rivaldo,
y que se inspira en la actualidad en jugadores como Xavi e Iniesta, un gran referente y del cual está siguiendo sus pasos es Francesc Aleñá, ex-futbolista criado también en la cantera del Barça y padre de la criatura. A parte, también jugó en Granollers, Sant Andreu, Mallorca B, Xerez, Pontevedra, Lleida, Elche, Palamós y finalmente el equipo de su localidad natal, el Mataró.

En un día como hoy en el que la noticia es que Xavi Hernández abandona la entidad barcelonista, alegra saber que el futuro del centro del campo está a buen recaudo con Carles Aleñá, un jugador al que desde niño llamaban ‘Maradona’ por su similitud en el peinado.

BarçaBarça BCarles AleñáCarles AlenyaContenido destacadoFC BarcelonaFCBLa MasíaXaviXavi Hernández

Deja un comentario Cancelar respuesta