Celta Espanyol 2

Aspas consolida al Celta en Champions

El Celta vuelve a jugar con uno menos desde el minuto 47 por expulsión de Pablo Hernández. Aspas firma un golazo de vaselina al filo del descanso. El Espanyol, incapaz de sacar algo positivo a pesar de estar en superioridad numérica.

Eduardo Berizzo volvió a hacer virguerías para formar una defensa. La gran novedad fue Daniel Wass, lateral derecho en el día de ayer. Hugo Mallo actuó como central acompañando a Cabral, mientras que Planas fue el lateral izquierdo. El ‘Tucu’ Hernández volvía tras sanción y ocupó el centro del campo junto a Augusto Fernández y a Orellana. Bongonda repetía arriba junto a Aspas y Nolito. En el Espanyol, Marco Asensio partió desde el banquillo en beneficio de Gerard Moreno, compañero ayer en el ataque de Felipe Caicedo.

Las primeras ocasiones del encuentro fueron para el Espanyol. Víctor Álvarez erró una clara ocasión a bocajarro y el guardameta celeste Sergio Álvarez detuvo un remate de cabeza del central Álvaro González. A partir de ese momento, el dominio fue total por parte de los vigueses. Llegado el minuto 42, Iago Aspas se encargó de firmar una verdadera obra de arte: contraataque iniciado y finalizado por él después de deshacerse de Álvaro, observando como Pau López estaba adelantado, y rematando desde fuera del área con una ajustada vaselina. Golazo. Theo Bongonda debió ser el segundo goleador de la noche, pero su diana fue anulada injustamente por el juez de línea al señalar fuera de juego. Con esto llegábamos al descanso.

Celta Espanyol

Al igual que la semana pasada en el Villamarín, nada más comenzar la segunda mitad, el Celta se quedaba con 10 jugadores. Esta vez era Pablo Hernández el jugador expulsado por doble amarilla. A partir de aquí, y contra todo pronóstico, vendaval del Celta. Acto seguido Aspas enviaba un balón al larguero desde la frontal del área y, cinco minutos después, fallaba a puerta vacía tras driblar a Pau. También Bongonda dispuso de otra clara ocasión, pero su disparo impactó nuevamente en el poste.

Corría en Balaídos el rumor de que el que perdona lo paga. El Celta se fue echando poco a poco atrás los minutos finales, más por cansancio que por empuje del conjunto españolista. Raíllo estuvo apunto de igualar la contienda, pero de nuevo respondió Sergio.

Finalizó el encuentro con un Celta mejor con 10 que con 11, y con un Espanyol incapaz de crear ocasiones en superioridad numérica. Los vigueses se medirán la próxima semana a domicilio al Granada el lunes a las 20:30h. Por su parte, el Espanyol recibirá a Las Palmas el sábado a las 18:15h.

Deja un comentario Cancelar respuesta