Hat Trick de fichajes

El Málaga está de dulce. Después de revertir la mala racha liguera, salir del descenso y plantar cara al Barcelona, Arnau se ha puesto manos a la obra para reforzar el equipo y dar con ello un salto de calidad.

Atrás quedaron esos jugadores desconocidos de ligas ‘menores’ como Espinho, Filipenko y compañía. Los cambios en la directiva han traído consigo buenos nombres. El primero llegaba de forma gratuita tras rescindir contrato con la Real Sociedad y firma hasta junio de 2018, el Chory Castro, que podría ser clave para cubrir una baja muy sensible como la de Amrabat que firmaba por el Watford inglés, tras pagar estos su cláusula de rescisión.

Tras el llegaba otro extremo, Christian Atsu, cedido por el Chelsea hasta final de temporada. Atsu no ha cuajado buenas temporadas desde que fichara por el conjunto londinense procedente del Oporto donde se salió, ganando la Liga portuguesa y la Supercopa lusa. Joven, rápido, descarado y con mucho regate, llega al Málaga en busca de minutos y con ganas de dar muchas alegrías a la Rosaleda, tras rechazar en el último momento al Levante.

Por último, hoy se hizo oficial el fichaje del lateral derecho del Elche, Cifu, que llega cedido pero que tiene apalabradas tres campañas más con la entidad malaguista.

Hay que seguir muy atentos, ya que se ha hablado mucho de la llegada de Sandro, procedente del Barcelona y que llegaría cedido hasta lo que resta de temporada. Aunque en las últimas horas, esta opción se ha enquistado por la negativa del Celta a la salida de Nolito. Ya quedan pocos días para el cierre de mercado, pero el Málaga buscará dar la última pincelada a su plantilla con el fichaje de un 9, veremos a ver como transcurre todo.

Deja un comentario Cancelar respuesta