España-Alemania-1

EL CORAZÓN NO FUE SUFICIENTE

Los hispanos no lograron su objetivo de alzarse campeones de Europa tras una contundente derrota 17-24 y por tanto tampoco el de obtener uno de los pases directos a los Juegos Olímpicos de Brasil.

La selección dirigida por Manolo Cadenas no logró superar la defensa germana en ninguna de las situaciones de partido, muestra de ello el pobre bagaje ofensivo con solo 17 goles a favor, cifra muy alejada de la media de los españoles a lo largo del que ha sido el campeonato de las sorpresas, prueba de ello es la victoria de la selección alemana “B”; y no lo decimos por el bajo nivel de sus jugadores sino por las 6 bajas de primer nivel mundial que venía arrastrando desde el primer día de la contienda europea disputada en Polonia.

Orgullosos de este equipo que vuelve con una plata pero con la sensación agridulce de que se ha escapado una oportunidad única, y van 4 finales europeas perdidas; hoy no fue posible en ningún momento, nos topamos con una férrea defensa y un muro llamado Andreas Wolff dirigidos por el Islandés Dagor Sigurdsson que ha dado una lección de cómo llevar a una joven selección con un montón de bajas al más alto escalón del podio europeo. Nuestros compatriotas sin hacer el mejor balonmano del campeonato en ningún partido, se han antepuesto a un sinfín de situaciones complicadas para alcanzar una meritoria final, superando a las más grandes selecciones europeas, sin juego, pero compitiendo como ninguno, apoyado en el buen hacer defensivo y una gran portería con Arpad y Gonzalo que ofrece grandes opciones de futuro.

Solo queda recuperarse de esta final, darse cuenta de lo meritorio de ser la plata del campeonato más exigente que existe de balonmano a nivel de selecciones y preparar un pre-olímpico que se celebrará en nuestro país con un grupo de lo más exigente, teniendo a Eslovenia, Suecia e Irán luchando por dos plazas para lo que esperemos que sea un nuevo éxito del balonmano español, LOS JUEGOS OLÍMPICOS.

 

Deja un comentario Cancelar respuesta