480

Charles, ¿compañero de Neymar para la Copa América?

No es muy descabellado, aunque lo pueda parecer, lo que mi mente propone en las siguientes líneas. Un delantero centro ha de tener como requisito mínimo para jugar en las filas del ‘Éxito FC’ el ser goleador, estar con suerte de cara al gol. Además, si a esto se le suma la capacidad asociativa y la demostración y denotación de garra y entrega en cada partido, la titularidad en el simbólico club citado anteriormente está prácticamente garantizada. Un caso de ellos es el actual delantero y máximo anotador del Málaga CF, Charles Dias de Oliveira.

Nacido en la ciudad carioca de Belém, se crió en la cantera uno de los clubes más laureados de Brasil, el Santos FC y también del club de su tierra, el Tuna Lusa. Pronto marchó a Portugal, donde recalaría en el CD Feirense en 2001 donde jugó tres años y donde consiguió un ascenso de Segunda División a la Liga de Honra portuguesa -donde anotó tres goles en 2003-, hecho que le valió para arribar a la Liga de Fútbol Profesional española, en segunda. Su nuevo destino fue Pontevedra -año 2004-. De nada sirvieron sus seis goles, el Pontevedra CF bajó a Segunda División ‘B’, y sería ahí, en esa categoría donde se ganaría el cariño y respeto de toda la afición gallega que vio en él un baluarte ofensivo. Ganó la Copa Federación dejando ocho tantos en su haber. La división de plata del fútbol español volvería a llamar a su puerta, esta vez era un prácticamente desahuciado Córdoba CF, al que en dos temporadas guió a vivir un histórico Play-Off de ascenso a Primera División, pero el Real Valladolid frustró en esa ocasión su sueño de jugar en el fútbol de élite. En su primera campaña de blanquiverde logró ver portería en 15 ocasiones, por nueve goles en su segundo año como califa. Andalucía lo ayudaría conseguir su sueño, pero no en la ciudad de la Mezquita. El UD Almería lo fichó en 2012 y consiguió ascender anotando la estratosférica cifra para la Liga Adelante de 32 goles -cinco de ellos en las semifinales y finales de la liguilla de ascenso-. Tal fue su efervescencia, que el RC Celta de Vigo fue el club que le abrió las puertas del Olimpo del fútbol español para el brasileño -año 2013-. Durante su primera campaña hizo diez goles y entre sus hazañas esa temporada estuvo el pasar a la historia por ser el primer jugador en marcar en el Nuevo San Mamés, anotarle dos goles al Real Madrid en la última jornada del campeonato liguero que lo dejarían sin la obtención de dicho título, y formar una asociación de lujo junto al barcelonista Rafinha Alcántara bajo las órdenes del actual Balón de Oro de los técnicos, Luis Enrique. Con Berizzo, en su segunda campaña como celtista, solo consiguió cuatro anotaciones y Javi Gracia, su valedor en su etapa en Almería, lo llevó en verano de 2015 al Málaga CF.

En tierras malacitanas lleva la friolera cantidad de nueve dianas, tres más que Roberto Firmino -futbolista del Liverpool FC- quien ya ha jugado en la Selección Brasileña, por no compararlo con la pobre cifra goleadora del jugador del FC Bayern Múnich que lleva solo dos tantos. Fred, el ‘9’ de la Canarinha en competición oficial lleva en lo que va de temporada con el Fluminense tres goles.

No es de extrañar que Dunga, seleccionador brasileño, cuanto menos lo tenga ya en su mente para incluirlo en los próximos planes. ¿Objetivo Copa América Oro?

Deja un comentario Cancelar respuesta