img_20160219_193931.jpg

Se llegó a soñar

Cuando a la gente se le dijo desde el Viernes pasado que el siguiente rival del Sporting no era ni más ni menos que el Fútbol Club Barcelona en El Molinón

, no muchos se esperaban que el resultado final de el encuentro fuera de 1-3 y además llegando a empatar el partido. Pues eso fue lo que sucedió ayer en un Molinón prácticamente lleno.

A pesar de ser día laborable y a las 18:30 de la tarde, la afición no falló y asistió a El Molinón para ver como los güajes se enfrentaban al líder y uno de los mejores equipos del mundo, el Barcelona que entrena el ex-sportinguista Luis Enrique Martínez. Para este partido hubo rotaciones en ambos equipos, pero eso no evitó que se viera un gran partido.

El Barça hizo algunos cambios en defensa y centro del campo, pero manteniendo su tridente en la delantera: Messi-Suarez-Neymar. Por su parte el Sporting hizo rotaciones en todas las posiciones, salvo en la portería donde siguió Pichu Cuéllar. Una convocatoria y alineación criticada por varios medios madridistas, que provocó el enfado de Abelardo en rueda de prensa contra ellos, por la sensación de que el Sporting se iba a dejar contra el Barcelona

Pues tanto que si se iban a vender y que si vamos ayudar al Barça pues no fue así. El Sporting salió con muchas novedades y jugadores con menos minutos pero dió la cara. A pesar del gol de Messi desde fuera del área, que entró rasa al palo izquierdo de la portería de Cuéllar, una contra del Sporting iniciada por un robo de Canella culminaría en un pase de Alex Menéndez hacia el palo de la portería para que Carlos Castro la empujara dentro de la portería de Claudio Bravo y poner el empate momentaneo por unos minutos. 4 minutos después marcaría el 1-2 Messi gracias a una dejada de Suárez y ya en la segunda parte Suárez pondría el 1-3 definitivo.

Pero lo importante de esto, es que el Sporting salió al campo pensando en ponerle las cosas muy difíciles al Barcelona, y no les salió nada mal a pesar del resultado. Ayer se vió a un Sporting que presionó y defendió desde el primer minuto al último, con una pareja de centrales con Meré y el debutante Lichnovsky que estuvieron de 10, Mascarell dió buenas sensaciones, Alex Menéndez hizo un gran partido y dió la asistencia del gol y Carlos Castro aprovechó la oportunidad. Tampoco nos olvidamos de Cuéllar y el penalti que paró Luis Suárez que hizo que el Sporting siguiera en el partido.

Lo que dió el resultado fue una derrota, pero la sensación que dió el equipo durante los 90 minutos fue impresionante. En mi opinión, poco más podían hacer ante el Barcelona. La gente salió contenta, porque este equipo puso las cosas difíciles al equipo de Luis Enrique a El Molinón. Jugando partidos así, vamos bien. Hay que seguir así.  Vamos Güajes!

Por: Adrián Fernández (@AdrixFdez96)

Deja un comentario Cancelar respuesta