Cal y arena

480

Tras la victoria en  Europa League por 2 – 0 al Bayer Leverkusen los jugadores Castellonenses no pudieron acabar lo que hubiese sido una semana perfecta. Se enfrentaban al Sevilla en el campeonato liguero y sucumbieron al arte andaluz. Derrota por 4-2 que radica la candidatura a la Champions por parte del cuadro hispalense, el Villarreal lo intentó con todas sus armas, la que se muestra más fiable es la de Bakambu, que ha realizado dos dobletes en los últimos dos partidos.

El encuentro tenía un ambiente distinto, los dos clubes se enfrentaban por la plaza de Champions, el Villarreal contaba con ventaja de 8 puntos, pero los de Emery consiguieron reducir esa ventaja. Lo que se vio fue un partido de alto nivel, en el que hubo de todo, desde golazos a expulsiones y por supuesto pasado por polémica.

El Sevilla se adelantó por medio de Iborra, el submarino amarillo, se repuso con fuerza y jerarquía anotando dos goles por medio de Bakambu, que goza de un muy buen momento. Es en este momento cuando el plan de Emery se  hizo valer, con inumerables ataques por la banda izquierda con Konoplyanka como protagonista, y es que el ucraniano tiene algo especial. Fue suya la jugada que sirvió para que Víctor Ruíz pusiese las tablas con un gol en propia. Su actuación no acabó ahí, sino que fue a más, decidió armar su pierna desde 30 metros y perforar la porteria de Areola, que poco pudo hacer ante semejante disparo.

El Villarreal llegaba a nervión con solo 19 dianas en contra y se llevó 4 de la capital Andaluza, parecía poco para un Sevilla con hambre que buscaba con ansia el quinto gol y que a punto estuvo de conseguirlo.

Así se saldó la semana para los jugadores de Marcelino, con victoria y medio pase asegurado a cuartos de Europa League y con derrota en Liga que trastoca los planes de afianzarse en zona Champions.

sevilla villarreal

Deja un comentario Cancelar respuesta