img_7127-1

La Juventus nadó y nadó, pero murió en la orilla 

 

Müller consiguió en el último minuto del segundo tiempo el gol que le daría la oportunida al Bayer de ir a prórroga.
 
Fc Bayern München 4-2 Juventus (global 6-4).
Ayer se jugó en el Allianz Arena el encuentro correspondiente a la vuelta de los octavos de final de Champions league entre el Bayer de Guardiola frente a la Juventus de Allegri.

Un partido que empezó con muchas emociones ya que en el 5′ llegaría el primer tanto en los pies del pulpo Paul tras una mala salida de Never, pero eso no fue todo en el 28′ vendría una grandiosa contra de Álvaro Morata quien al llegar al área rival le serviría el gol en bandeja de plata a su compañero Juan Guillermo Cuadrado marcando el segundo gol del encuentro y dejando a los alemanes cabizbajo yendo al vestuario.

En el segundo tiempo veríamos a unos alemanes más intencionados con ganas de conseguir la gran remontada y así sería. En el 73′ llegaría un centro del brasileño Costa a la cabeza de Lewandoski quien marcaría el primer tanto para el equipo. Con este gol el encuentro tomaba más intensidad y como si fuera poco en el agregado (90+3) llegaría de nuevo un centro al área, pero esta vez realizado por Coman que llegaría hasta Thomas Müller y marcaría el gol para el empate, llevando el encuentro a prórroga y dándole un golpe bajo a la Juventus que se encontraba dormida.

La prórroga comenzaría con un cambio por el equipo alemán, entraría Thiago Alcántara saldría Franck Ribery. Los primeros 15 minutos fueron de suspenso, eran dos equipos con miedo a perder. En la segunda parte de la prórroga llegaría el gol de Alcántara en el 108′ tras unos cuantos toques en el área rival lo que le permitió realizar un disparo que acabaría en la red. Los de Guardiola consiguieron la remontada, pero querían asegurar y así fue en el 110′ tras una buena de contra en los pies de Coman quien él mismo finalizaría la jugada el Bayern conseguiría el cuarto tanto del equipo, dejando como marcador final 4-2.

Hemos fallado en la gestión de ese último balón pero llevábamos ya varios minutos demasiado atrás. No teníamos un jugador adelantado, por lo que sus centrales se metían en nuestro campo. Así, han intensificado su presión. Palabras de Allegri, director técnico de la vecchia signora.

Ese “último balón” al que se refiere el técnico bianconero es, obviamente, el que ha supuesto en el minuto 90 el empate del Bayern.

Al equipo italiano solo le queda pensar en el campeonato local.

Deja un comentario Cancelar respuesta